ENVÍO GRATIS | En pedidos a partir de 50€

Sillas de Ducha

Filtrar por precio

Si hay un lugar de la casa donde se debería disponer de la mayor seguridad es en el baño. Frente a ello, hay personas con movilidad reducida y personas mayores que podrían necesitar soporte para darse una ducha.

Las sillas de ducha han sido diseñadas con el objetivo de ofrecer mayor independencia a todas estas personas, o bien a familiares y cuidadores al cargo, proporcionándoles una ayuda técnica que será de mucha utilidad durante los momentos de aseo.

En Ortocore hemos creado esta categoría, con diferentes modelos de sillas de ducha para mayores, así como para todos aquellos que las consideren de utilidad en sus hogares. La mayor variedad, para que podáis escoger aquella opción que mejor se adapte a vuestras necesidades y requerimientos específicos.

Características de las sillas para la ducha

Con diferentes diseños anatómicos, las sillas de ducha o sillas de baño están fabricadas en materiales rígidos, antideslizantes y resistentes, tanto al peso, como al agua y al paso del tiempo. Además pueden regularse y son fáciles de guardar y limpiar. Sirviendo de apoyo a quiénes no pueden ducharse de pie o sin asistencia, existen diferentes tipos de sillas de ducha:

  • Sillas de ducha con respaldo. Ofrecen la mayor estabilidad y comodidad, con formas similares a las sillas convencionales, pero con diseño anatómicos y elaboradas con los materiales propicios para este cometido. Dentro de esta categoría las sillas de ducha pueden incluir reposabrazos o no.
  • Sillas de ducha sin respaldo o taburetes para la ducha. Se trata de diseños a modo de taburete. Algunos incluyen reposabrazos y otros se basan en un asiento con cuatro o tres patas. Se trata de modelos más compactos, pensados para espacios reducidos.

Cada diseño, además, puede tener unas características propias, como: ser plegable, ofrecer montaje sin herramientas, o incluir reposabrazos desmontables.

¿Qué debo tener en cuenta antes de elegir una silla para la ducha?

Para seleccionar la silla de baño más adecuada, siempre se deben tener en cuenta las necesidades de quien la va a utilizar, así como aquella que resulte más útil para el cuidador de dicha persona, en el caso de haberlo, y las características del espacio.

  • Las necesidades específicas del usuario. Tipo de discapacidad, nivel de independencia, capacidad de movimiento, etc.
  • El espacio. Dependiendo de las dimensiones de la ducha, se podrán elegir diferentes tipos de sillas y asientos de ducha.
  • Características técnicas. Habrá que considerar los diferentes diseños y tener en cuenta, por ejemplo, si se prefiere que esta ayuda técnica sea fija (asientos abatibles) o móvil.
  • Presupuesto disponible. Cabe decir que hay opciones para todos los bolsillos aunque, en general, se trata de un producto económico.

¿Qué beneficios aportan las sillas de ducha?

Las sillas de ducha o taburetes para ducha se han convertido en una ayuda técnica muy demandada, ya que su funcionalidad proporciona la seguridad, comodidad y movilidad idónea para estos momentos.De esta forma: reducen el riesgo de caídas y accidentes domésticos, liberan a la persona que lo necesite de realizar un mayor esfuerzo, se pueden regular y manipular con facilidad, y no requieren apenas mantenimiento.

  • Regístrate
¿Perdiste tu contraseña? Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.
Shopping cart
Aún no agregaste productos.
0