¿Cómo funciona un andador y cuál es su uso correcto para adultos?

Cuando la movilidad se ve afectada por el avance de la edad, la existencia de una enfermedad o la aparición de una lesión, el uso de andador para adultos puede ser de gran utilidad, aportando libertad al caminar y un soporte para levantarse, descansar y mantener el equilibrio.

En Ortocore, sabemos que estas herramientas son indispensables para todos aquellos que, por alguna razón, se han vuelto dependientes. Por eso, queremos brindarte información sobre esta herramienta de movilidad, hablándote sobre su funcionamiento y explicándote como usar un andador para adultos.

¿Qué es exactamente un andador para adultos?

También llamados caminadores para adultos, son herramientas de soporte que facilitan la movilidad a personas con dificultades para caminar, colocarse de pie, y mantener el equilibrio. Comúnmente, se asocia a las personas de la tercera edad pero, realmente, están pensados para proporcionar ayuda a cualquier persona que lo necesite.

El uso de andador para adultos brinda mayor independencia y apoyo que los bastones o, incluso, que las muletas; y es mucho más seguro. Reduce la carga a soportar en los miembros inferiores, al nivelar el peso del cuerpo, sirviendo de gran ayuda a quienes padezcan problemas articulares.

Además, existen diferentes tipos de andadores para adultos, así como distintos acabados, prestaciones y diseños, según cada necesidad. Si bien, algo que casi todos comparten es su facilidad de uso y almacenaje, siendo casi todos los modelos plegables.

Andadores sin ruedas

Los andadores sin ruedas, son perfectos para su uso en interiores y, más bien, están enfocados a personas que dispongan de la suficiente fuerza en manos y brazos, como para utilizar el andador cómodamente.

Decimos esto porque, el uso de un andador para adultos sin ruedas, al ser fijo, exige levantarlo ligeramente del suelo a medida que se vaya avanzando al caminar. Al mismo tiempo, también es una opción ideal para utilizar en pacientes que necesitan rehabilitación o, incluso, para mejorar la postura, o como ayuda para levantarse de la silla o cama.

Andadores con ruedas

Los andadores con ruedas son mucho más versátiles que los anteriores ya que, al incorporar ruedas, es posible usarlos en exteriores. Existen andadores con dos, tres y cuatro ruedas, que también ofrecen la posibilidad de plegarse, y muchos incoportan complementos adicionales, con el fin de ser más funcionales (portabastones, cesas de transporte o asientos, etc.).

Sin duda, reducen en gran medida el esfuerzo que ha de realizarse para andar. En concreto, el uso de los andadores para adultos de dos ruedas es casi siempre en interiores, ya que las patas traseras acaban en dos terminaciones fijas, y en superficies irregulares su desplazamiento se complica y se requiere mayor fuerza en los brazos.

Por su parte, los caminadores de tres y cuatro ruedas pueden destinarse tanto para uso interno como externo, siendo posible dar paseos largos, y transitar por superficies irregulares. En general, su manejo requiere menos esfuerzo, incluso, algunos modelos pueden servir a modo de silla de ruedas.

Uso de un andador para adultos

Si necesitas saber cómo usar andador para adultos, lo primero que debes tener en cuenta es que todos incluyen un manual de instrucciones que te facilitará el montaje. Y debes asegurarte de hacerlo de forma correcta.

Además, este momento será el adecuado para regular la altura del andador, aspecto indispensable para que quien lo use pueda desplazarse cómodamente, y no se vea afectado por alguna dolencia colateral como consecuencia de una mala postura.

Las medidas para el uso del andador para adultos van según la estatura de la persona y el espacio donde se va a desplazar el usuario. Actualmente, no es necesario comprarlos con dimensiones concretas porque todos los andadores son ajustables.

Por otro lado, todo aquel que se inicie en el uso de un andador para adultos, debe sujetarlo con los hombros relajados y, una vez de pie y estabilizado, se debe tratar de mantener una distancia prudencial entre el cuerpo y el caminador, para no tropezar o chocar las rodillas con la estructura.

Es recomendable caminar a paso lento y corto, con la mirada al frente, la espalda erguida a ser posible, y hacer los descansos que sea necesario para no sobre esforzarse. En cuanto a su cierre, recuerda no forzar las articulaciones del caminador.

Es mejor guardarlo en un sitio seco, libre de humedad, y que no obstaculice el tránsito de las demás personas del hogar. Y, como último consejo respecto al uso de andador para adultos, realiza la limpieza con paños secos o semi húmedos. Si has de lavarlo con agua y jabón, asegúrate de que esté completamente seco antes guardarlo.

Tips para acompañar a un adulto con andador

Como familiar o cuidador de una persona con andador, se debe prestar cierta atención para evitar accidentes. Alguna recomendación para aquellos que acompañan a quienes hacen uso de un andador para adultos son:

  • Revisa su ropa y calzado, ya que debe permitirle desplazarse cómodamente.
  • Colócate siempre del lado dominante, es decir, si es diestro a su lado derecho.
  • Apoya tu mano en la parte baja de su espalda, y ayúdale a estimular la marcha si fuera necesario, presionando ligeramente la parte de la espalda correspondiente a la pierna que debe adelantar.
  • Mantente dentro de su campo visual.
  • Nunca fuerces que la caminata sea más rápida o lenta, deja que marque su ritmo.
  • Solo bríndale ayuda en caso que te la pida, para que se sienta independiente.
  • Si ves señales de cansancio no lo presiones, solo pon atención en caso de inestabilidad.

Mientras diriges la caminata, asegúrate de que el uso de andador para adultos sea el correcto, según los consejos que te hemos dado, así le brindarás el soporte necesario. Otro aspecto primordial es conseguir crear un ambiente cómodo y seguro, para que no se agobie.

En definitiva, los andadores para adultos suponen una gran ventaja y, utilizarlos, no requiere gran dificultad. Es conveniente investigar qué andador es más adecuado a cada caso, según las necesidades de movilidad de cada persona, y las rutinas diarias que tenga previsto realizar con dicha herramienta.

Desde Ortocore ponemos a tu disposición un amplio catálogo con todo tipo de andadores, y estamos a tu disposición para resolver cualquier duda que tengas.

Deja un comentario

  • Regístrate
¿Perdiste tu contraseña? Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.
Carrito
No tienes productos el el Carrito!
0