Cómo adaptar un baño para que sea seguro para ancianos

La seguridad en los baños para ancianos es un factor esencial cuando vas a convivir con una persona mayor, o esta se encuentra sola en su hogar, y es que estos pueden sufrir accidentes graves y peligrosos para su bienestar. Por ello, para asegurar la tranquilidad de los familiares, hay que contar con una serie de elementos esenciales.

Desde Ortocore, explicamos la importancia de la seguridad en los baños para ancianos, y todos los puntos clave a modificar de este espacio si queremos que dispongan de las medidas básicas de estabilidad. ¿Estás preparado? Coge papel y boli para apuntarlo todo.

Importancia de la seguridad en los baños para ancianos

Las personas mayores, conforme va pasando el tiempo, suelen ser más propensas a sufrir problemas de movilidad, circulación, o dificultad en la actividad con sus extremidades, lo que supone un problema a la hora de realizar tareas cotidianas con total normalidad.

Por ello, adaptar con seguridad baños para ancianos con todas las medidas aconsejadas por los profesionales, permitirá que estos mantengan la confianza en su autonomía y puedan llevarlas a cabo ellos mismos sin necesidad de ayuda de otro adulto.

De primeras, la mayoría de usuarios no saben cómo adaptar un baño para personas mayores, pero solo hace falta un poco de ayuda de los especialistas en el sector para acabar con la inseguridad de dejar a tu familiar ir solo a solventar sus necesidades.

Desde Ortocore, ponemos a tu disposición una completa guía para que no tengas dudas a la hora de contratar un servicio profesional para modificar el cuarto de baño. ¿Quieres saber todo aquello que es importante modificar? Solo tienes que seguir leyendo y te daremos todas las claves.

¿Cómo deben ser los baños adaptados para ancianos?

Como ya hemos dicho, deben existir unas pautas mínimas de seguridad en los baños para ancianos, ya que estos son más propensos a sufrir accidentes como resbalones o tropezones por la pérdida de la movilidad. En ese sentido, desde la web exponemos una serie de recomendaciones a seguir. 

Entrada o acceso al baño

El primer punto que debemos tener en cuenta para mejorar la seguridad de un baño para ancianos es la entrada al mismo, ya que será el primer obstáculo con el que se encuentren. Para ello, es importante despejar el camino hasta la puerta y ubicar algunos puntos de luz con el fin de ver de forma óptima.

Además, si la puerta de acceso es corredera o se abre hacia afuera, mejor, ya que facilitará la entrada al aseo y mejorará el espacio interior. Esta, como consejo adicional, debe tener unos 90 cm. de ancho y manillas fáciles de girar.

Pavimento antideslizante

El suelo del baño adaptado para ancianos es uno de los factores más importantes, debido a que es el que provoca la mayoría de las caídas; normalmente, aquellos que resbalan más son los causantes del desplome de personas mayores, causando problemas de salud.

Por eso, debemos colocar pavimentos antideslizantes como la cerámica, las placas de cemento, el PVC o cualquier otro con las mismas características. De la misma manera, evitar que haya objetos u obstáculos en el suelo que puedan entorpecer el paso o propiciar caídas (pueden ser de un color que resalte).

Barras de sujeción

Las barras de sujeción al lado del mobiliario principal (como el inodoro o la ducha), son esenciales si queremos mantener la máxima seguridad para los baños de ancianos, ya que serán los encargados de permitir que estos mantengan el equilibrio en la estancia, o puedan sujetarse si van a caerse.

¿Dónde se agarrarían estos en el caso de que no estuvieran? Pues en otras barras como la de la toalla; aquellas que no están preparadas para soportar ese peso y que podrían provocar situaciones peligrosas para la persona mayor.

Iluminación del espacio

No es un secreto que las personas mayores o los ancianos suelen perder la visión cuando llegan a una edad avanzada, y por ello iluminar el espacio es fundamental para que no topen con el mobiliario u objetos desordenados en el camino.

También, agarra bien al suelo aquellos artículos o muebles que no estén bien colocados, para evitar tropiezos o movimientos bruscos. La seguridad puede encontrarse hasta en los detalles menos pensados.  

Sistemas de seguridad para baños de ancianos

¿Son imprescindibles? No, y podemos prescindir de ellos, pero es necesario ponerse en el peor de los casos para prevenir situaciones extremas en las que la seguridad de los baños para ancianos no haya hecho el efecto que queríamos. Si surge un momento complicado, se podrá avisar correctamente y seguir los procedimientos.

Mobiliario para adaptar el baño a una persona mayor

Los muebles o accesorios que ocupan un aseo también tienen un papel esencial en la seguridad de los baños para ancianos; de hecho, son el principal objetivo de cualquier persona cuando va hacia esta habitación de la casa, por lo que es obvio que deberán cumplir con todos los requisitos para la mayor confianza.

Inodoro y grifos adaptados

Por un lado, los WC deben tener una altura de entre 46 y 50 cm., para que las personas mayores puedan sentarse y levantarse de forma sencilla. Estas suelen contar con problemas de movilidad y fuerza, por lo que no hacer esfuerzos a la hora de ir al baño es esencial si queremos que no sufran inconvenientes.

Además, como ya hemos mencionado anteriormente, las sujeciones a ambos lados son fundamentales para ello, o incluso elevadores para adaptarlos de forma sencilla.

Por otro lado, lo mejor para los grifos es que estos sean de palanca o con sensor de movimiento, ya que los que se giran podrían provocar dolores en las muñecas de los más mayores. Si, por el contrario, no es posible, intentar que sean altos para no agacharse.

Ducha para personas mayores

La zona de la ducha es, probablemente, el centro de todas las preguntas cuando se habla de seguridad en baños para ancianos, y es que se trata del procedimiento de aseado más complicado si eres una persona mayor con movilidad reducida.

Para empezar, tenemos que tener claro que lo esencial es que el suelo sea antideslizante; las duchas son las zonas del espacio donde más se pueden sufrir caídas o resbalones debido al agua y el jabón, por lo que un suelo seguro y una alfombrilla para evitar deslizarse son esenciales.

Además, si podemos contar con una mampara para mejorar el acceso de la persona, mejor, ya que un simple gesto con la mano o levantar una pierna para entrar pueden ser cruciales cuando tienes edades avanzadas.

¿Estás pensando en cómo adaptar un baño para que sea seguro para ancianos? En Ortocore, disponemos de todo el mobiliario y los accesorios para aseos necesarios para que los adquieras con la máxima facilidad y las mejores condiciones.

Si tienes cualquier tipo de duda, siempre puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales, que te asesorará de forma personalizada sobre las ventajas y desventajas de los diferentes artículos. ¡No lo dudes más y adelante!

Deja un comentario

  • Regístrate
¿Perdiste tu contraseña? Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.
Carrito
No tienes productos el el Carrito!
0